La permanencia en los domicilios durante el tiempo de cuarentena, sumado a la entrada de la época invernal, hará recurrente el uso de aparatos de calefacción a leña como combustible, lo que podría elevar las emisiones de material particulado.

Con el fin de poder llevar un control sobre el uso de aparatos de calefacción a leña y de esta forma evitar el aumento de los niveles de contaminación atmosférica por material particulado, la Seremi del Medio Ambiente, Victoria Gazmuri, solicitó a los municipios, mediante oficio, activar sus ordenanzas con respecto al uso de este combustible para calefaccionar y procurar una fiscalización recurrente para prevenir, en lo posible, el aumento de las consultas médicas por problemas respiratorios.

“El aumento del uso de leña como combustible incrementa el material particulado en la atmósfera, lo que hace recurrente la aparición de algunos problemas respiratorios en las personas. Estamos entrando en los meses más críticos del año en relación al aumento de las enfermedades respiratorias, por lo que es fundamental adoptar todo tipo de medidas a fin de evitar el aumento de las consultas por contaminación a leña” señaló la Seremi Victoria Gazmuri.

En caso que los municipios no cuenten con dicha ordenanza, la Seremi solicitó puedan aplicar medidas para disminuir el uso de este combustible.

Frente a dicha solicitud, el Gobernador de San Felipe, Claudio Rodríguez, se unió al llamado señalando que es importante que los alcaldes “puedan considerar entre sus ordenanzas sistemas de regulación que inhiban el uso de la leña como combustible a fin de no congestionar los hospitales y centros de salud con enfermedades de este tipo, cuando lo que más necesitamos son los espacios para abordar el COVID-19”.

Comentarios

Comentarios