Inglaterra consiguió una agónico triunfo ante Túnez de la mano de Harry Kane. El delantero del Tottenham se despachó con un doblete y anotó el gol de la victoria cuando el partido se acababa.

Iban 11′ de partido, cuando Kane aprovechó un rebote en el área rival y puso el 1-0 parcial para el equipo dirigido por Gareth Southgate.

Túnez sufrió la lesión del portero tras el primer gol inglés, y Mouez Hassen debió abandonar el campo de juego a los 14′ de partido.

El partido estaba totalmente controlado y cuando Inglaterra estaba más cerca del segundo, Kyle Walker cometió una infantil infracción en el área, que el árbitro no dudó en cobrar penal tras apoyarse en el VAR.

Ferjani Sassi definió de gran manera desde los doce pasos a los 35′ y puso la paridad, que se mantuvo hasta el epílogo.

No obstante, Kane aprovechó una pelota aérea que le quedó a los 91′ y conectó un gran cabezazo para desatar el 2-1 final y la locura de los ingleses que acudieron hasta el Volgogrado Arena.

Comentarios

Comentarios