Kyle Giersdorf, más conocido como Bugha, se quedó con la copa del primer torneo del juego del momento. También un argentino de 13 años humilló a uno de 21.

Una jornada espectacular se vivió en la primera Copa Mundial de Fortnite. El evento del popular juego, que ha llegado incluso al fútbol con sus celebraciones, tuvo emociones de todo tipo y dejó grandes sorpresas.

créditos en imagen Infobae

El gringo Kyle Giersdorf, conocido mundialmente por su usuario Bugha, se coronó como el más capo de los individuales, llevándose un premio de 3 millones de dólares. 

Eso sí, todas las miradas se fueron con Thiago ‘King’ Lapp, un niño argentino de apenas 13 años y que se metió entre los cinco mejores. El pequeño se quedó con 950 mil dólares, pero más que eso, se dio el gusto de humillar a Tfue, el más famoso exponente gamer del juego.

Fuente; redgol.cl

Comentarios

Comentarios