Distribución comenzó este martes en la villa Los Olivos, para continuar durante la semana con cronograma definido por Municipalidad de San Felipe

            Con la presencia de la delegada de la Intendencia de Valparaíso, la seremi del Trabajo y Previsión Social, María Violeta Silva; el jefe de gabinete de la Gobernación de San Felipe, Max Navas y el encargado DIDECO de la Municipalidad de San Felipe, Pablo Silva; se dio inicio a la primera etapa de distribución de canastas para las familias más vulnerables de la comuna de San Felipe, correspondiente al plan nacional Alimentos para Chile.

            El operativo comenzó la tarde de este martes 02 de junio en el patio central del Liceo Roberto Humeres, lugar que sirve de acopio comunal para las cajas que contienen alimentos y artículos de aseo para ir en ayuda de quienes se han visto más afectados por la pandemia sanitaria y social que enfrenta el país.

            En este lugar además se dieron cita funcionarios de la Gobernación de San Felipe, municipio de San Felipe, Destacamento N°3 Yungay, Prefectura de Carabineros de Aconcagua y el primer grupo de transportistas escolares; quienes en conjunto procedieron a coordinarse para llegar con este apoyo a los barrios asignados.

            En esta primera jornada, fue el turno de la villa Los Olivos en el sector Punta del Olivo en San Felipe, donde las canastas familiares fueron entregadas vivienda por vivienda.

            La Seremi del Trabajo y Delegada de Intendencia regional, María Violeta Silva, realizó un positivo balance de la jornada, que permitió llegar con ayuda a vecinos de este sector con grandes dificultades sociales.

            “Con mucha emoción hemos ido casa a casa contribuyendo con estas familias, con nuestra primera entrega de la provincia de San Felipe. Hemos vuelto a encontrarnos con gente amiga que conocemos de hace mucho tiempo del sector Punta del Olivo, quienes nos han manifestado no sólo la necesidad que tienen por ayuda del Estado, sino también el agradecimiento por haber llegado a sus casas con esta ayuda en un momento particularmente difícil. Muchos nos han dicho que han perdido su fuente de trabajo, que tienen familiares postrados y por eso creemos que esta actividad nos ha llenado al recibir el cariño de los vecinos de San Felipe, lo que nos impulsa a seguir trabajando”, reconoció la Seremi.

A partir de lo anterior, se continuará durante la presente semana con la distribución de canastas familiares en el resto de la provincia de San Felipe, con el propósito de que la totalidad de la ayuda esté en cada casa a más tardar el 21 de junio.

            Cabe destacar que sólo la comuna de San Felipe, entre aportes del Gobierno Regional y nivel central, contempla la entrega de más de 6 mil cajas con ayuda; mientras que la provincia de San Felipe tiene destinado un total de 13 mil canastas.

Comentarios

Comentarios