Con 140 votos a favor, dos abstenciones y dos en contra, esta mañana la Cámara de Diputadas y Diputados del Congreso Nacional, despachó al Senado el proyecto de ley que prohíbe arrojar colillas de cigarros en la vía pública y fumar en playas, ríos y lagos.

El proyecto del cual es autora la diputada Carolina Marzán fue ingresado el 24 de julio de 2019 y fue trabajado con diversas organizaciones ciudadanas, dando vida a la campaña “El planeta no es cenicero”, con el propósito de llamar a un tipo de cuidado especial y consciente del planeta, considerando que una colilla de cigarro contiene 7 mil sustancias o compuestos químicos tóxicos y que es uno de los deshechos que más arrojan las personas, representando un tercio de un total que incluye botellas plásticas, envoltorios y recipientes.

“Estoy muy contenta porque nuestro proyecto de ley que hemos denominado, “El Planeta no es Cenicero”, tuvo una amplia mayoría en las votaciones de la Cámara de Diputadas y Diputados y se fue directo al Senado. Espero que allá también tenga una rápida tramitación, vamos a gestionar para que eso suceda y pronto sea ley de la república. El planeta lo necesita. Nosotros, nosotras lo necesitamos, nuestro medio ambiente lo necesita, así es que, por un planeta más amable, más amoroso, por nuestra madre Tierra, vamos a seguir gestionando y trabajando”, expresó la Diputada Carolina Marzán.

La iniciativa que también prohíbe fumar en playas de mar, ríos y lagos debido a la contaminación que provocan estos desechos, considera multas que superan los 200 mil pesos, además de la realización de trabajos comunitarios. “Impulsar conductas amigables con el medioambiente, es un deber ético que nos invita a una visión altruista y empática entre quienes vivimos dentro de la madre Tierra, y como hijos que somos de su naturaleza, no podemos ignorar los riesgos de depositar desechos tóxicos, en este útero que nos acoge”, dijo la parlamentaria Carolina Marzán.

Comentarios

Comentarios