Participación, recuperación y Transparencia

A partir de los cabildos que siguieron al Estallido Social de octubre del 2019, una docena de ciudadanos santamarianos de distintos oficios, profesiones, edades y posiciones ideológicas nos autoconvocamos para comenzar a trabajar unidos por los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la Comunidad de Santa María.

No queremos más de lo mismo. Queremos un Chile justo, solidario, sustentable, participativo, digno y soberano que creemos posible trabajando desde nuestros territorios.

Hemos crecido significativamente en adherentes de acuerdo a sus capacidades y disponibilidades personales por objetivos variados que acordamos democráticamente en asambleas tanto presenciales si las condiciones lo permiten, o si es necesario, también en reuniones virtuales.  Integramos una creciente red de organizaciones sociales territoriales de la provincia y la región.

¿QUÉ ES LO QUE SE HEREDA?

El patrimonio cultural de nuestra comuna es quizás uno de los elementos que más nos evocan recuerdos, desde los callejones, fundos y casonas que podemos apreciar tanto en el centro histórico, como en los sectores rurales aledaños, pero también se nos inscriben las costumbres e historias que nos definen como santamarianos que se mantienen aún como vestigios tangibles e intangibles.   

De esta manera, el patrimonio cultural se nos define a partir de los imaginarios que compartimos sobre nuestra comuna y que, a la vez, determinan lo que nos es propio, es decir, que definen nuestra identidad. Sin embargo, el patrimonio tiene una importancia indiscutida en la memoria de un pueblo; una memoria colectiva que es síntesis de nuestra historia, una memoria activa y no un pasivo de la nostalgia.

Cabe preguntarnos ¿Qué consideramos propio?, ¿De qué nos apropiamos? y dentro de ellos ¿Qué consideramos digno de conservarse, transmitirse y perpetuarse? ¿Qué vamos a olvidar y qué recordar?

CONFUSAM rechaza pase de movilidad por ser una medida económica que aumenta el riesgo sanitario

La CONFUSAM rechaza tajantemente este nuevo intento del gobierno por privilegiar la economía por sobre la salud, llamado pase de movilidad. Esta nueva medida, carente de toda justificación sanitaria, tiene como única finalidad promover la libre circulación de personas vacunadas para que puedan convertirse rápidamente en consumidores, ignorando el rastro de contagio y muerte que puedan dejar a su paso en medio de esta pandemia.

Este nuevo pasaporte al consumo, llegaría en un contexto donde mueren por Covid 19 cien personas diarias como promedio, cuando tenemos doce regiones con casos en aumento, y un sistema de salud saturado con las y los trabajadores al límite de sus fuerzas. Tal parece que al gobierno no le importan las consecuencias nefastas que ya tuvieron otras ideas que devinieron en desastres como la nueva normalidad, el permiso de vacaciones, el reinicio forzado de las clases, entre otros.

Claramente, la comunidad científica mundial ha citado a Chile como ejemplo de lo que no debe hacerse, esta vez nuevamente nos citarán en noticiarios, pero con la diferencia de que estamos ad portas, en unos días más, de comenzar el invierno, de enfrentar una tercera ola, con variantes de cepas Covid más contagiosas y de mayor peligrosidad.

Las y los funcionarios de la Atención Primaria han volcado todos sus esfuerzos para lograr que a la fecha tengamos más de nueve millones de personas vacunadas, pero el gobierno se empeña en que esta hazaña sea en vano. Sabido es que no basta con inmunizar a la población para superar una pandemia, ya que se requiere de la responsabilidad de las y los ciudadanos y, sobre todo, de los gobiernos para establecer reglas claras en medio de la crisis, mensajes certeros, recursos para asegurar la sobrevida de la gente y autoridades confiables. Es ahí donde el país le ha fallado a las personas y lo sigue haciendo.

¿Es el carnet de movilidad una medida que contribuye a asegurar la vida de las personas?  ¿Es una disposición que ayudará a disminuir el riesgo del COVID 19 para las y los chilenos? ¿Contribuirá a mejorar las nefastas cifras de contagio y muerte que tenemos por esta enfermedad? La respuesta obvia es no, ya que el origen y el objetivo de esta iniciativa distan mucho de ser sanitarios. Porque cuando aún estamos lejos de superar la peor crisis de salud de nuestra historia lo que menos necesita el pueblo es que las medidas para salir del atolladero surjan desde la subsecretaria de Turismo, justo cuando quedarnos en casa es lo más seguro.

Por estas razones, la CONFUSAM exige al gobierno respuestas a las interrogantes que hemos planteados y que están a la base en la prevención de un desastre peor al que ya estamos viviendo.

Directorio Nacional

Confederación Nacional de Funcionario de Salud Municipalizada (CONFUSAM)

EL TPP 11 NO ES UN TRATADO: ES UN ASALTO A NUESTRA DIGNIDAD CON LA COMPLICIDAD DE LOS GOBIERNOS DE TURNO.  APROBARLO ES UNA TRAICION.

Un Tratado Internacional es un Acuerdo mutuo voluntario entre 2 o más países sobre asuntos políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales, etc. Sin ser perfectos, ninguno de los numerosos tratados suscritos a la fecha por nuestro pais vulnera su Soberanía o atropella los derechos Humanos de los chilenos. El TPP 11 hace todo eso y mucho más.

En primer lugar, este “tratado” fue preparado íntegramente y en secreto, por los consorcios internacionales para proteger sus intereses. El gobierno anterior y el actual fueron instruidos para que no hicieran ninguna observación y obedientemente ahora lo mandan por quinta vez, ahora con Urgencia, al Parlamento para que sea aprobado antes que la   Convención Constitucional se conforme y empiece su trabajo

Algunos de los efectos negativos directos o indirectos que su aprobación tendría para los habitantes de la Comuna serian: Mantiene el Sueldo Mínimo por debajo del Límite de la Pobreza, Restringe o Prohíbe el Derecho a Huelga y a la Negociación Colectiva, Mantiene indefinidamente a las AFP y sus pensiones insuficientes haciendo imposible reemplazarlas por un verdadero Sistema de Previsión Social con pensiones dignas, Impide la diversificación de nuestra economía, Haría imposible la fijación de Royalties Mineros, Mantiene el agua en manos privadas y perpetua el Código de Aguas, Impone el uso de Semillas transgénicas patentadas que requieren cantidades crecientes de agroquímicos;  amenazando de muerte a la agricultura familiar y la posibilidad de alcanzar la Soberanía Alimentaria, Prohíbe las sanciones a las actividades económicas contaminantes y aumenta la posibilidad del surgimiento de más Zonas de Sacrificio, Encarece el precio de los medicamentos fabricados por los consorcios farmacéuticos extranjeros y prohíbe la fabricación de genéricos de los laboratorios nacionales, Encarece los servicios de Internet y los derechos intelectuales sobre tecnologías y equipos fabricados en los países industrializados, etc.

Como Asamblea Territorial de Santa María, invitamos públicamente a TODOS los Alcaldes, Concejales, Gobernadores Regionales, CORES y Parlamentarios a pronunciarse claramente sobre este Asalto a nuestra Soberanía.

ACTUALIZACION DEL PLAN REGULADOR DE SANTA MARIA

El Plan Regulador Comunal (PRC) es una norma que dicta QUÉ, DÓNDE, y CÓMO se puede construir en la Comuna. Esta norma deberá ser evaluada AL MENOS CADA 5 AÑOS y actualizada si es necesario. El PRC define: Alturas Máximas, Densidad de Población, Distancia entre Construcciones, Límites Comunales, Áreas Verdes, Nuevas Vías, Usos de Suelos, Accesos a los Bienes Nacionales de Uso Público.

Tanto el PRC como sus actualizaciones periódicas constan a lo menos de 2 etapas. En la PRIMERA se estudian las áreas donde se plantean modificaciones y se analizan las implicancias de ellas en la calidad de vida de sus habitantes.

La SEGUNDA FASE (Actualización del PRC de Sta. María) corresponde a la aprobación, donde el Alcalde, junto al Concejo Comunal y la Comunidad aprueban el PRC en un Proceso de Participación Democrática.

Una adecuada Participación Ciudadana es fundamental en un Gobierno democrático

EN UNA DEMOCRACIA IDEAL ES EL FACTOR QUE MATERIALIZA Y LEGITIMA LOS CAMBIOS, POR LO QUE ES NECESARIO QUE ENTRE LA MUNICIPALIDAD Y LOS CIUDADANOS DE SANTA MARÍA SE ESTABLEZCA UN DIÁLOGO PERMANENTE, CERCANO, FLUIDO Y RESPETUOSO PARA ALCANZAR OBJETIVOS COMUNES. Entendemos que un diálogo de ese tipo no resulta fácil en un momento de pandemia, y eso explica la insuficiente o casi nula participación de dirigentes vecinales y ciudadanos santamarianos en esta etapa del proceso de actualización del PRC. Quedó a la vista que publicaciones en diarios de ciudades vecinas, avisos radiales y cartas certificadas a las directivas de organizaciones comunitarias pueden tener éxito en condiciones normales, pero debieron adecuarse a la situación de emergencia sanitaria que estamos viviendo.

Sin una adecuada Participación Ciudadana, la Autoridad pierde Legitimidad.

Por otro lado, nos gustaría mencionar uno de los compromisos expresados por la autoridad comunal en el Plan de Desarrollo Comunal (PLADECO) de hace algunos años, fue la apertura de la Oficina o Unidad del Medioambiente. Pensamos que llegó el momento de pagar esa deuda pendiente con la Comunidad de Santa María.           

Comentarios

Comentarios